Cuba (IV): Zona Especial de Desarrollo de Mariel

Nuestros abogados te hablan sobre Cuba, hoy en concreto sobre la ZED de Mariel, un polo para la atracción de inversión extranjera en Cuba. Te seguimos contando todo lo que deberías saber sobre Cuba a la hora de hacer negocios.

En Cuba no existen zonas francas, pero en 2013 se creó la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDMariel), regulada por una reglamentación específica al margen de la Ley de Inversión Extranjera. No obstante, será de aplicación la Ley de Inversión Extranjera siempre que determine puntos más beneficiosos que el Derecho Ley que reglamenta la Zona Especial.

Las características más interesantes de la ZED Mariel son:

  • Goza de una Ventanilla Única donde dirigir las solicitudes de autorizaciones, y por tanto tiene cierta autonomía y se facilita la interlocución con la administración.
  • Se permitirá, vía autorización del Consejo de Ministros, el establecimiento de empresas con capital 100% extranjero.
  • Por primera vez, se distingue entre concesiones administrativas – la gestión de un servicio público, la realización de una obra pública o la explotación de un bien de dominio público- y usuarios, que ejecutan actividades de naturaleza productiva, comercial o de servicios.
  • Contempla un régimen tributario especial muy favorable para incentivar el establecimiento.
  • El régimen aduanero se autorizará caso a caso a la medida de la actividad desarrollada.
  • Las transacciones de concesionarios y usuarios entre ellas se realizarán en CUC o en divisa y sólo en CUP en los casos previstos en la legislación vigente en el país. A las transacciones entre concesionarios y usuarios con los sujetos de la economía interna les será de aplicación el régimen monetario vigente en el país.
  • Se contempla entre las áreas de la ZED un área de desarrollo turístico entre Mariel y Baracoa.

Desde Evolutiza Abogados & Asesores Tributarios te seguimos contando sobre Cuba y la ZED de Mariel en Málaga y Madrid, Lima, Santiago de Chile, San Salvador, Londres y Zurich. Estamos locos por ser tu abogado.